Pintura

Antonio Berni

Alternative Text

Considerado uno de los grandes maestros de la pintura argentina, Deliso Antonio Berni, nació en Rosario (Prov. de Santa Fe, Argentina) el 14 de mayo de 1905 y murió en Buenos Aires el 13 de octubre de 1981. Ya a los 9 años ingresó en un taller de vitraux del que pasó, poco tiempo después, al Centre Catalá de Rosario donde estudió pintura con el maestro Eugenio Fornells. En 1920 expuso por primera vez en el Salón Mari de Rosario, ciudad en la que se sucedieron varias muestras, hasta que en 1923 llega a Buenos Aires exponiendo en la Galería Witcomb. En 1925 obtuvo una beca del Jockey Club de Rosario que le permitió trasladarse a Europa, residiendo en Madrid y luego en París. En esta ciudad estudió con Andrés Lothe y tomó contacto con el movimiento dadaísta y el surrealismo. También incursionó en la política vinculándose a los grupos comunistas que formaban parte del fermento revolucionario que se vivía en Francia. En esa época frecuentó la pintura de Giorgio de Chirico que ejercería una gran influencia en su obra futura. Regresó a Rosario hacia 1930 y se sumergió en los movimientos sociales que lo llevaron a dotar a su obra de una mirada más comprometida. De ese momento son sus cuadros “Desocupados” y “Manifestación”. En 1940 y en 1943 obtuvo el Primer Premio en el Salón Nacional y desde entonces el reconocimiento del público y de la crítica no lo abandonó nunca. Se sucedieron los viajes y las exposiciones tanto en el país como en el exterior: París, Varsovia, Bucarest, Moscú y en nuestra América, recorrió Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador. De todos los países que visitó y de las diversas situaciones políticas que vivió tomó temas para sus cuadros. Así lo muestra la serie de Juanito Laguna y la de Ramona, como también el extraño clima con que pintó la obra referida a Nueva York y la angustia y el dolor con que plasmó las recurrentes crisis sociales de la Argentina.

Valoración de Berni, por Santana