Pintura

Elisa Akerman

Alternative Text

Nacida en Buenos Aires en 1928 y fallecida en la misma ciudad en 1989. Estudió dibujo y pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón. Sus principales maestros fueron Juan Carlos Castagnino, Raquel Forner y Juan Batlle Planas. Realizó varios estudios de las reproducciones de pintores famosos, como El Triunfo de Baco de Diego Velázquez y Le Moulin de la Galette por Pierre Auguste Renoir. Activa en los años sesenta y setenta, desarrolló la pintura al óleo y gouache sobre todo. Al principio, ella crece con el realismo de Gustave Courbet, pero su obra está influenciada por Paul Cézanne en las naturalezas muertas y los pintores cubistas. Sus obras son extrañamente una mezcla del arte expresionista y el arte ingenuo. Tal es la condición, entre otros, de sus personajes bíblicos como David, exhibida en galería Van Riel en 1978. Entre sus exposiciones más importantes están las de galerías Rioboó en 1968 y Van Riel en 1972. Una gran retrospectiva de su obra tuvo lugar en la Universidad de Belgrano en 1988. Elisa Akerman realizó obras con figuras en calma, tranquilas y pensativas. Realizó óleos, pero la témpera fue indudablemente su técnica predilecta. La aprendió a través de su maestro, el pintor surrealista Juan Batlle Planas. Castagnino le dejó un imperecedero afecto por el dibujo. Forner sacudió las bases de su identidad, y la empujó a confrontarla, sin concesiones. En sus obras aplicaba los fundamentos del diseño y la psicología de la forma. A través de la práctica del automatismo, Blog de Mariano Akerman.