Pintura

José Malanca

Alternative Text

José Américo Malanca nació en Córdoba el 10 de diciembre de 1897. Es un celebrado paisajista cordobés. Comenzó a pintar desde muy pequeño en el patio de su casa. Fue el maestro Alejandro Carbó quien le regaló sus primeras herramientas de trabajo: una caja de pinturas y una paleta que conservó hasta el fin de sus días. Estudió en la Academia Provincial de Bellas Artes donde tuvo como profesores a Bignozzi, Caraffa y Cardeñosa, entre otros. En 1922 recibió el Tercer Premio en el Salón Nacional de Bellas Artes y entabló una amistad con uno de los padres de la pintura serrana: Fernando Fader. En 1923 ganó una beca otorgada por el gobierno provincial y viajó a estudiar a Italia y España. En Europa afinó su técnica y realizó una profusa formación cultural. De regreso en la Argentina, en 1926, obtuvo una beca de perfeccionamiento que le permitió viajar por toda América. Malanca quedó atrapado por la América precolombina y colonial, refulgente y sufrida. Algunos de los cuadros reflejan ese estadio: Quebrada azul (1927, Bolivia) y Plaza de las nazarenas (1930, Cuzco), entre otros. Las iglesias, las calles, la cordillera andina y el altiplano fueron los temas predominantes en su obra. Realizó exposiciones en: Nueva York, La Paz, Lima, Santiago de Chile, Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, La Plata y Rosario. Fue uno de los mejores pos-impresionistas de nuestro país. Murió en La Rioja el 1º de agosto de 1967.