Pintura

Leonor Fini

Alternative Text

Nació en Buenos Aires en 1907, pero ya a los dos años fue llevada a Trieste camuflada como varón por mucho tiempo para evitar que el padre la raptase. Fue autodidacta; durante su formación admiró a Beardsley, Klimt y los prerrafaelistas. Llegó a París en plena juventud, y allí se instaló ya para siempre, desplegando una visión surrealista, mezcla de fantasía y erotismo, en su incesante búsqueda de lo onírico, a través de sus óleos, aguadas, dibujos y acuarelas, con el deseo de pintar - según declaró - “los cuadros que no existen y quisiera ver”. Frecuentó los cenáculos artísticos de su época, fue amiga de Paul Eluard, Henri Cartier Bresson (para quien posó desnuda en 1933), Picasso, Dalí, Cocteau, De Chirico, Moravia, etc. Fue amante de Marx Ernst, y convivió durante cuarenta años con Stanislao Lepri y el escritor polaco Constantin Jelenski. Pintó retratos de Anna Magnani, María Felix, Margot Fonteyn y Jean Genet (para quien hizo las escenografías de sus obras “Las criadas” y “El balcón”). También trabajó en diseños de vestuarios y envases de perfumes. En la década de 1970 se dedicó a escribir tres novelas. Fue ilustradora de obras de E.A. Poe, el Marqués de Sade y Marcel Aymé. Aficionada a los gatos persas, llegó a tener veintitrés en su apartamento (escribió también “Espejo de los gatos” en 1977). Se enfrentó con André Breton, al que acusó de “homofobia y misoginia”. Muestras retrospectivas de su arte plasmado de “erotismo mórbido y macabro” en Bélgica (1965), Tokio (l972) y París (1986). Falleció en París en 1996.