Pintura

Martiniano Arce

Alternative Text

Nacido en 1939, de origen humilde, fue autodidacta. A los doce años vivía en los suburbios de Buenos Aires (Valentín Alsina) y pintaba una pared a la intemperie con tiza, carbón, azufre y ladrillo. A los veinte trabajaba en un taller donde fileteaba carrocerías de carros, camiones y colectivos, y copiaba -según declaró - “error sobre error, acierto sobre acierto”. Así se internó en ese arte porteño y popular del fileteado, con su técnica basada en líneas espiraladas, colores fuertes, simetrías permanentes y efectos tridimensionales mediante sombras y perspectivas. A fines de la década de 1960 aplicó el fileteado a la tela, creando el “filetismo” de caballete, con temática vinculada al tango y la cultura gauchesca. Trabajó junto a Antonio Berni en San Telmo, donde se instaló y en 1971 realizó su primera exposición individual. En 1986 expuso en La Haya (Holanda); en 1994 publicó su libro “Palabras sobre ruedas” con una recopilación de los dichos picarescos, humorísticos, filosóficos y reflexiones que suelen acompañar los fileteados. En 1997 fue declarado “ciudadano ilustre” de Buenos Aires. En 2006 crea una botella de “Coca-cola” de dos metros para los Juegos Olímpicos de Atlanta (EE.UU.). En 2007 expone en el Congreso de la Nación Argentina. También compusieron el tango “Don Martiniano” en su honor. Pérez Celis lo definió como “el fileteador de Buenos Aires”. Declara haber pintado más de mil obras, llevando su arte popular a libros, revistas, discos, muebles, avisos publicitarios, diplomas y pergaminos.