Pintura

Ester, Barugel

Alternative Text

Nacida en Buenos Aires en 1917 y fallecida en la misma ciudad en 2007. Luego de abandonar una etapa dedicada a la música, encontró en la escultura una nueva forma de expresión permanente y perdurable. Desde 1960 mostró sus obras en las galerías más prestigiosas de Buenos Aires y desde 1985 expuso también con regularidad en Francia. Entre los años 1968 y 1970, junto a su esposo, el pintor Nicolás Rubió, recorrió exhaustivamente los Mercados de Abasto, fotografiando carros y camiones fileteados, juntando información y escuchando historias para concretar la muestra de los Maestros Fileteadores de Buenos Aires. Desde su primera muestra en galería Pizarro en 1960, hasta la última, siguió un camino firme que la ha llevado a realizar una obra significativa, vastísima, que es un homenaje a la humanidad. Es una de las artistas argentinas que tiene mayor conocimiento de América Latina, los períodos precolombino y colonial. A veces se acerca a las imágenes de la orfebrería marroquí. Pero su mayor fuente de inspiración es un mundo gótico centroeuropeo y sin contacto con el mismo.