Grabado

Adolfo Bellocq

Alternative Text

Grabador, xilógrafo, docente y pintor, nacido en Buenos Aires (1899-1972) fue autodidacta desde su adolescencia. Jefe del taller de grabado de la Escuela Superior de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova a partir de 1928, en 1931 organizó la primera exposición del grabado argentino. Perteneció al “Grupo Boedo” junto a otros plásticos como Guillermo Facio Hebequer, Abraham Vigo, Agustín Raganelli y José Arata. Agrupados en torno a la revista “Claridad”, cuya ideología de izquierda buscaba un arte popular y no de élites, propugnaron la labor creadora con temáticas de carácter social. En 1922 Bellocq ilustró con 45 grabados la “Historia de Arrabal” de Manuel Gálvez, dando comienzo a su prolífica ilustración literaria (dictó la cátedra de “Grabado y arte del libro”), ilustrando obras como “Arrampo” de Juan Carlos Dávalos, “La guerra gaucha”, y en 1930 la edición del “Martín Fierro” para la Asociación Amigos del Arte en la imprenta de F. Colombo, mediante un centenar de imágenes centrales y viñetas, realizadas en quebracho largo de fibra. Obtuvo en 1929 el primer premio de grabado en el Salón Nacional. Entre 1926 y 27 trabajó aguafuertes y aguatintas sobre “Proverbios”. Hacia 1940 trabajó sobre paisajes típicos de Buenos Aires. En 1950 viajó a la Patagonia donde trabajó sobre el folklore araucano. Sus pinturas son de gran colorido y vivacidad, sobre temas históricos y de actualidad, siempre realistas.