Pintura

Damar, Elisa

Santa Fe
Alternative Text

Nació en el Trébol, provincia de Santa Fe el 29 de setiembre de 1906 y falleció en la misma provincia en 1992. En sus inicios fue autodidacta. Por primera vez asiste al Salón Anual de Santa Fe en 1935 y en 1936 envía una obra al Salón Nacional. Ese mismo año, conoció al pintor Miguel Pablo Borgarello quien sería su esposo, y quien la perfeccionó en pintura, grabado y escultura. Elisa talló la madera y cinceló el marfil. Realizó obras escultóricas, retratos, figuras. En 1940, al cumplir cincuenta años de existencia la ciudad de El Trébol, erigió un monumento como homenaje a los colonos, que consta de cinco figuras humanas. En 1942 se dedicó a la escultura y al grabado más que a la pintura. Junto a Borgarello obtienen Tercer Premio del concurso para el Monumento a Hipólito Yrigoyen en Córdoba. Luego, realizan el monumento titulado Madre Tierra, en homenaje al cincuentenario de Morteros, provincia de Córdoba. Elisa realiza los bajorrelieves que circundan la base del monumento. Con réplicas de los bajorrelieves que titula Cosecha, concurre al 32° Salón de Buenos Aires en 1943, y al Salón Anual de Santa Fe en 1944. En 1942 se muda a San Francisco y aprende de Borgarello otras técnicas de pintura y así vuelve a los pinceles para crear flores, naturalezas muertas y paisajes. Trabaja sobre modelos vivos: pinta desnudos y realiza estudios de cabezas. En 1945 firma por primera vez con el seudónimo Elisa Damar y asiste al Salón Nacional con una Naturaleza muerta. En 1947 hace su primera muestra individual en Galería Van Riel y se radica en Córdoba, donde continúa participando en salones y galerías sin abandonar las de Buenos Aires, hasta 1984. Igualmente se pudo destacar en la pintura de lacas con evocaciones bíblicas e imágenes religiosas.